Opiniones (II)

Parece que alguien sí le ha preguntado a las prostitutas. Ninguna sorpresa: historias de miseria, de necesidad, de peleas y de reparto de zonas. También aparecen críticas a las renovaciones llevadas a cabo en Barcelona. Se resumen un poco así: putas va a haber siempre, pero al menos antes tenían dónde estar, no como ahora, que tienen que echarse a la calle, todas las calles.

Se incluye también un reportaje sobre las condiciones en las que se encuentran, que suelen incluir explotación por parte de las bandas que las trajeron a España, y persecución por parte de las autoridades. Una filigrana por parte de las prostitutas: víctimas y culpables en el mismo delito.

Desde el gobierno se alterna entre la retórica furibunda pero sin sustancia alguna de Bibiana Aída, y posiciones algo más comedidas que hablan de lucha contra la explotación, sin dejar nunca de mencionar que el problema es complejo. El PP tampoco tiene, que yo sepa, postura oficial muy clara. Los partidos más pequeños suelen posicionarse más claramente, y así Esquerra Republicana o Iniciativa per Catalunya-Verds han pedido que se regule la prostitución. En definitiva, los que gobiernan o tienen posibilidades de hacerlo tienen miedo de mojarse, mientras que los que no van a gobernar no tienen nada que perder y pueden hablar claro.

No sé si seguiremos mirando para otro lado, con las prostitutas viviendo en un eterno vacío legal, o si esta será por fin la gosta que colme el vaso. En cuyo caso, espero que se estudien las opciones posibles (legalización o prohibición), que se estudien cómo están funcionando en los países donde se aplican, y que seamos honestos. Se puede poner a Suecia como ejemplo de un país donde la prostitución es ilegal, y efectivamente, no se ven prostitutas por las calles, y según parece apenas quedan servicios de clase alta, funcionando por internet. Pero también está prohibida en Estados Unidos, y las esquinas de Sunset Boulevard dan fe de que ahí no funciona tan bien. ¿Está el civismo de los españoles más cerca del de los suecos, o del de los norteamericanos? ¿Hay otras diferencias a considerar? En la misma línea de razonamiento, ¿podemos de verdad compararnos a Holanda? ¿Sería de esperar un resultado diferente aplicando las mismas medidas que allí?

El asunto es complicado, y ninguna solución va a gustarle a todo el mundo, pero creo que merecería la pena que al menos se intentara buscar una, la mejor posible, porque intentar poner fin al problema parece más honrado que seguir ignorándolo. Ahora sólo hace falta que gane unas elecciones alguien a quien le preocupe más gobernar esa legislatura que la siguiente.

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: