Ponyo

Vista Ponyo, la nueva película de Hayao Miyazaki. En este caso tenemos magia y criaturas marinas, aderezado con el paquete básico del director: poesía, detallismo, derroche de imaginación, poderío visual, su poquito de ecología…

Es que lo clava, el jodío.

El principio, maravilloso, es prácticamente cine mudo, que dicen algunos puritas que es el cine de verdad: palabras tienen también otros medios, como la literatura, pero lo de contar historias grabando y editando imágenes, eso es exclusivo del cine. No seré yo el que firme el argumento, pero hay que reconocer que tiene su gracia. Lo mismo pasaba con las dos últimas joyas de Pixar, Wall-E y Up. Sus primeros minutos, además de ser casi mudos, son cine simplemente perfecto, así, sin más.

No es la única similitud: Pixar y Ghibli son los principales exponentes de la nueva edad de oro que vive el cine de animación, al menos en las carteleras occidentales (los japoneses siempre han sido un poco adelantados para esto). Cada película que sacan es un acierto seguro. Esto, unido a que otros estudios están apostando también y a veces toca (por ejemplo Shrek) y que de vez en cuando llega una propuesta claramente original (Perspepolis, Waltz with Bashir), está logrando que la animación se vea cada vez más como una herramienta y menos como un género.

Y otra más: Ponyo tiene un argumento más sencillo que las últimas películas de Miyazaki, más como de cuento infantil. Esto hace que no tenga los agujeros que me parece que tienen algunas de sus películas (las que menos) cuando llega la parte en la que pasan cosas. Con Pixar pasa algo parecido. Una vez aparece el malo, y hay escenas con dramatismo, persecuciones y acción, me parece que sus películas decaen un poco. Siguen siendo cojonudas, cine del bueno, pero no llegan al nivel de obra maestra con la que abren sus películas, cuando nos presentan el mundo en el que se desarrolla, sus personajes, sus vidas. Me imagino que, hoy por hoy, debe de ser imposible vender un proyecto de película de animación en la que no pase nada, sino que simplemente muestre a gente (o animalitos, o seres usualmente inanimados, o lo que toque) viviendo su día a día, con su drama pero sin que haga falta un villano de los de toda la vida, pero si Pixar anunciara algo así a mí me alegrarían el día.

Por otra parte, hay quién decía que era imposible vender una película cuyos protagonistas son un viejo y un niño gordito, y que arranca con una muerte tristísima, y ahí está Up para demostrar que, al menos para Pixar, todo es posible. A veces creo que deberían comprar una historia chusca de verdad, tipo Beverly Hills Chihuahua (cuyo tráiler, afortunadamente mi único contacto con la misma, era francamente espeluznante), y demostrar que hasta con eso son capaces de hacer un peliculón.

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: