Archive for October, 2009

Duane Allman (III) – Cerrando el círculo

October 31, 2009

En 2005 Derek Trucks participa en el disco The Road to Escondido, de J. J. Cale y Eric Clapton, y que es la última grabación de Billy Preston antes de su muerte. Clapton queda contento con la experiencia, y invita a Trucks no sólo a ser su telonero, sino también el segundo guitarrista en su banda durante el tour mundial de 2007 (lo que viene siendo tocar toda la noche).

Los conciertos tienen un alto contenido de canciones de Derek and the Dominoes, con Trucks encargándose de las partes de Duane Allman.

En 2009 los Allman Brothers han celebrado su cuadragésimo aniversario (ahí es nada). Se cumplían también veinte años de su primera actuación en el Beacon Theater de Nueva York, donde suelen tocar anualmente. Decidieron celebrarlo tocando quince conciertos en dicho local, y con la idea de recordar a Duane Allman, decidieron invitar a diversos músicos que tocaron con él. Los invitados fueron muchos (miembros de grupos amigos como Grateful Dead o Phish, viejas glorias como Buddy Guy), pero quizás destacan las dos noches que supusieron la primera actuación en directo de Clapton con los Allman Brothers (más allá de aquella noche de improvisación, en 1970), y donde de nuevo hicieron acto de presencia muchas canciones de Layla and Other Assorted Love Songs. Los Allman Brothers empujaron a Clapton de la misma forma que en su día lo hizo Duane Allman, logrando que se marcara la versión de Why does love have to be so sad más feroz que se le ha visto en años (sólo audio, un vídeo con peor sonido puede verse aquí; memorable el momento en que Clapton mira lleno de admiración y orgullo el solo de Warren Haynes):

Considerando que Derek Trucks, sucesor de Duane Allman en los Allman Brothers, se llama como se llama por el disco que este último grabó con Clapton, queda un cierto regusto de justicia poética viéndolos tocar juntos las canciones de ese álbum bajo la bandera los Allman Brothers (por mucho que aún esté por grabarse una versión de Layla con la intensidad del original):

Duane Allman (II) – Derek Trucks

October 30, 2009

Tras algunos conciertos con sólo cinco miembros, el pianista Chuck Leavell se une a The Allman Brothers Band, en un intento de añadir un nuevo instrumento solitas, pero sin sustituir a Duane Allman de forma explícita. Esta formación graba discos tan exitosos como Brothers and Sisters, hasta que las tensiones internas empezaron a hacer que los músicos dejaran de participar en algunas canciones de discos futuros, o incluso abandonar la formación.

La muerte de Duane Allman también afectó a Eric Clapton, cuya situación era ya de por sí menos que ideal: tras las dramáticas disoluciones de sus dos grupos anteriores (Cream y Blind Faith), enamorado de Pattie Boyd (la mujer de su mejor amigo, el Beatle George Harrison, y la inspiración para la canción Layla, que toma el nombre de una historia de amor no correspondido persa), devastado por la muerte de Jimi Hendrix (apenas ocho días después de grabar una versión de Little Wing), la muerte de Allman fue la gota que colmó el vaso. Clapton se retira a Inglaterra, donde se aisla y se hace adicto a la heroína. No será hasta dos años después que Pete Townshend, de The Who, organiza un concierto en el Rainbow Theatre de Londres, que cuenta con la participación de Clapton, y le motiva para desintoxicarse y volver a tocar. Quizás sea este el motivo de que Clapton esté presente en muchos conciertos de ese tipo, destacando el concierto homenaje a George Harrison, que él mismo organizó tras la muerte del que siguió siendo su mejor amigo incluso después de que Boyd abandonara a uno para casarse con el otro.

El estilo de Allman, especialmente su slide, se convierte en una influencia clave en el rock sureño, observable en grupos como Lyrnyrd Skynyrd o los mismos Allman Brothers, donde Dicky Betts empieza a usar más el slide. Pero entre los sucesores de Allman destaca quizás Derek Trucks.

Sobrino de Butch Trucks, batería de los Allman Brothers, y bautizado en honor a Derek and the Dominoes, empieza a tocar en directo a los once años, a colaborar cono músicos de renombre a los doce, y a los dieciséis forma su propia banda, The Derek Trucks Band, con la que ya ha grabado seis discos en estudio. Su música no se queda en las influencias esperables (blues, rock sureño, jazz), sino que bebe también del funk, la percusión tribal y la tradición musical de Oriente Medio, India y Pakistán, como en Sahib Teri Bandi/Maki Madni:

Derek Trucks se une a los Allman Brothers como miembro de pleno derecho en 1999, con veinte años. Con la reincorporación de Warren Haynes (el genio detrás de Gov’t Mule, que ya había formado parte del grupo anteriormente) en 2001, la química surge de nuevo, como en los mejores tiempos. Los Allman Brothers alcanzan una popularidad que no habían conocido en años, especialmente entre el público más joven. En 2003 graban Hittin’ the Note, su primer disco en nueve años, y probablemente su mejor trabajo desde los años 70. Incluye canciones que permiten lanzarse a sus legendarias improvisaciones, como High cost of low living, en la que el cálido y delicado slide de Trucks se ve compensado por el sonido más afilado de Haynes, dos grandes de la guitarra complementándose perfectamente, en la mejor tradición de los Allman Brothers:

El disco cuenta también con algunas canciones más directas, menos dadas al enrevesamiento, como la enorme Old before my time, en las que la voz de Gregg Alman refleja perfectamente el recorrido vital de una banda con más de treinta años de carrera, cuya trayectoria incluye grandes éxitos pero también muchas tragedias.

Duane Allman (I)

October 29, 2009

Un 29 de Octubre como hoy, en 1971, Duane Allman estrella su motocicleta contra un camión y muere pocas horas después, en un hospital. Le faltaba menos de un mes para cumplir 25 años.

Un prodigio de la guitarra, particularmente el slide, Allman empezó a trabajar como músico de estudio, como por ejemplo en este Hey Jude de Wilson Pickett, cuyo solo final impresionó a Eric Clapton cuando lo escuchó, y que le llevó a participar en discos de artistas como Aretha Franklin y Delaney & Bonnie.

En 1969 funda con su hermano The Allman Brothers Band, que con dos guitarras, dos baterías, bajo y teclados, revolucionaría la música en sus primeros cuatro años de existencia, a base de disco por año. El primero, titulado como la banda, es un sólido ejemplo de rock-blues sureño, con pinceladas de jazz y psicodelia. El segundo, Idlewild South, es aún mejor, con más bases acústicas, más jazz, más experimentación.

Ambos discos tienen como productor a Tom Dowd, que estaba trabajando con Eric Clapton en la grabación de Layla and other assorted love songs. Es Dowd el que pone en contacto a los dos guitarristas. Tras una noche improvisando juntos, Allman se une a Derek and The Dominoes, y participa en la mayoría de los temas, incluyendo el espectacular slide del dueto final de Layla. La presencia de Allman empuja a Clapton a grabar el que probablemente sea su mejor disco.

Tras un par de conciertos con Derek and the Dominoes, Allman deja la banda para grabar At Fillmore East, el disco en directo que catapulta a The Allman Brothers Band al estrellato, y que muchos consideran el mejor disco en directo de la historia del rock. Recogiendo canciones de sus dos noches de concierto en el Fillmore East de Nueva York, algunos temas, como Whipping Post o In Memory of Elizabeth Reed, se alargan hasta los diez, veinte minutos, un prodigio de improvisación, buen gusto y empatía entre los músicos. Aunque con peor sonido que el disco, los vídeos que quedan de los conciertos son impresionantes:

Duane Allman muere meses después de que se publique el disco, y años antes de poder formar parte del Club de los 27. El disco Eat a Peach recoge el material de estudio grabado antes de su muerte y algunos temas en directo que no entraron en At Fillmore East, incluyendo los magistrales 33 minutos de Mountain Jam. El bajista de la banda, Berry Oakley, muere poco más de un año después, también en un accidente con su motocicleta, a tres bloques de distancia del lugar donde tuvo lugar el accidente de Allman. Están enterrados uno junto al otro.

Dos años después de su muerte, admiradores en Mississippi grabaron las palabras REMEMBER DUANE ALLMAN en un dique de tierra en una autopista. Las marcas duraron más de diez años.

rememberduaneallman

Y ahora algo completamente diferente

October 28, 2009

Arzalluz opina de Otegui que ” a todo el mundo se le puede criticar por una cosa o por otra, pero lo que no se les puede criticar es que son patriotas vascos, y por tanto dignos de todo respeto y, para muchos, de admiración”. Siendo uno patriota, no nos vamos a poner escrupulosos con tonterías como el terrorismo.

Todos los partidos políticos rezando para que el Cultural le gane al Barcelona y así tener otro par de días tranquilos. Mientras, Pellegrini empieza a comparar precios de empresas de mudanzas.

Decepción con Schwarzenegger. Si uno elige a un héroe de acción como gobernador es para que pueda decirle “que te jodan” a quién haga falta, sin necesidad de subterfugios.

Y el gran Enric González explica la parte de culpa que tiene el periodismo en su propia crisis en Caspa.tv. El mejor análisis desde la última temporada de The Wire.

Ciudad subterránea

October 28, 2009

¿Qué pasa cuando empiezas a echar cemento en un hormiguero abandonado?

Que, una vez hay diez toneladas dentro (ahí es nada), logras un molde de la estructura, que puedes desenterrar. Y admirar.

Vía core.form-ula.

Greg Chamitoff, astronauta

October 27, 2009

Ayer vino de visita el astronauta Greg Chamitoff, que fue un antiguo alumno de Caltech (Master en el 85). Dio una charla para el gran público, basada en los detalles curiosos de su experiencia en la Estación Espacial Internacional (ISS en inglés), donde pasó unos tres meses.

Nos habló de cómo el entrenamiento es ya de por sí muy interesante, e incluye desde vivir una semana bajo el agua, en una replica de la ISS, como si aquello fuera una misión, a entrenamientos de supervivencia en el norte de Canadá, empujando trineos por la nieve y pasando penurias. También hay entrenamiento en Rusia, para familiarizarse con su parte del equipo. Se ve que los entrenadores rusos no cambian, así que el señor que te enseña cómo funciona el aparato A es el mismo que se lo enseñó a todos los astronautas que han volado después de que el aparato empezara a funcionar. Todo ello en ruso, claro, incluyendo exámenes orales al final del proceso.

Respecto al idioma, parece que se usa el que diga la mayoría. Al principio eran dos rusos y un americano, así que se usaba el ruso, y tras un reemplazo se quedaron en dos americanos y un ruso, con lo cual se cambió al inglés.

Nos habló también de sus actividades en el espacio. Uno de los experimentos que le tocó llevar a cabo consistía en ver el efecto de la ausencia de gravedad en arañas. El primer día producían telas sin pies ni cabeza, pero pasados un par de días ya estaban plenamente adaptadas. También tuvo que instalar un nuevo módulo japonés, sacar muchas fotos con cámaras más potentes que las anteriores, y estudiar un proyecto del MIT consistente en unas esferas que flotan en formación, interactuando unas con las otras (la idea es llegar a usarlas fuera de la ISS, pero por ahora se usan sólo dentro, donde los errores no son críticos). También fueron parte de pruebas biológicas. Al parecer se sospecha ahora que la pérdida de calcio en los huesos no es por falta de ejercicio, sino para compensar el pH en el organismo, que por algún motivo se desiquilibra. La cosa no está clara aún, pero se está investigando-

Al parecer los astronautas dedican también gran partes de su tiempo a tareas de relaciones públicas, especialmente con estudiantes de colegio e instituto: desde charlas, hasta partidas de ajedrez a distancia contra diversos campeones juveniles. Todo ello en el mismo polo durante un mes (al parecer se cambian poco de ropa), con lo que hay tener cuidado de no mancharlo comiendo o trabajando, que conviene salir limpito por la tele.

Acabada la misión, dice que lo pasó fatal los primeros días. Parece que la gravedad sólo se nota después de un tiempo sin ella, por más que intentes hacer ejercicio para compensar. Tardó cuatro días en poder levantarse, y dos meses en correr y hacer ejercicio.

Una vez acabada la charla estuvo charlando con algunos alumnos. Nos dio su opinión del futuro del programa espacial norteamericano, que según él muy probablemente incluirá el continuar con la ISS hasta al menos el 2020 (en principio se cierra en 2015, lo que no parece muy astuto si siguen añadiendo módulos nuevos). Su opinión sobre la polémica entre el Transbordador Espacial y el nuevo Ares no estaba muy clara, pero no le hace gracia lo de depender de la Soyuz durante, como poco, cinco años, especialmente por la superiodiad del Shuttle para llevar mercancía pesada.

A él le queda otra misión más, la penúltima del Transbordador Espacial (salvo que se prolongue su uso). Dice que el principal problema para seguir siendo un astronauta en activo es que los exámenes médicos se vuelven más rigurosos según envejeces, pero que si por él fuera subiría de nuevo. Uno recuerda una foto que nos enseñó, con una aurora boreal vista desde el espacio, y te imaginas ver semejante espectáculo mientras flotas… Como para no querer volver.

Estigmas

October 27, 2009

Me entero por El País que se ha rodado una película sobre Estigmas, el tebeo de Piersanti y Mattotti. Y yo con estos pelos…

Inciso: cómo me tocan los huevos detalles como “un cómic serio”. ¿Alguien se imagina que el titular para la adaptación de The Road hablara de que se ha visto en el festival correspondiente “una novela seria”? En fin…

estigmas

El tebeo narra la historia de un tipo embrutecido, de físico casi bestial, alcohólico, que vive en un mundo de marginalidad y autodestrucción, hasta que un día le aparecen dos llagas sangrantes en las manos, a modo de estigmas, lo que le embarca en un viaje hacia un mundo de locura. Dirigida por Adán Aliaga, la película cuenta con el lanzador de peso Manolo Martínez como protagonista, y aunque puede que esté poco bonito decirlo, por las dos fotos que he visto, parece que lo clava (y según las críticas, actúa bastante bien).

Estigmas flores

Hace mucho tiempo ya que lo leí (y qué ganas de releerlo me han entrado, al leer la noticia), pero aún me acuerdo de cómo me impresionó. La historia tiene momentos bellísimo, muy líricos, pero otros tremendos, de una dureza terrible. El dibujo de Mattotti, generalmente un grande, es aquí una cosa colosal, monstuosa, una maraña de líneas negras que crean personajes caricaturescos, generalmente grotescos, que se mueven en ambientos igualmente oscuros y abigarrados. La narrativa es fluida, la composición de página exquisita, el trazo delicadísimo, y el estilo complementa perfectamente el tono de la historia. Quizás su mejor trabajo, muy alejado de sus otros tebeos, también estupendos pero generalmente llenos de color.

estigmas5

En España está editado por Inrevés Ediciones. No sé cómo será la edición (me imagino que buena, que por lo que recuerdo Inrevés editaba con cariño), pero el tebeo en sí es una joya.

Estigmasg

A serious man

October 26, 2009

Es digno de admiración que, con un estilo propio muy marcado, los Coen hayan sido capaces de hacer películas tan diferentes como El Gran Lebowski, Fargo o No es país para viejos. Con A serious man siguen con su racha de dos comedias por cada película de genero negro.

Larry Gopnik es una especie de santo Job que tiene problemas matrimoniales (su mujer quiere el divorcio), laborales (la universidad en la que da clases de física no parece que vaya a darle plaza fija), familiares (unos hijos que le ignoran, un hermano medio loco que vive en su casa), con el vecino (un pirado paramilitar), en su sinagoga (donde sólo recibe consejos absurdos, sin relación con sus problemas), de dinero… Un poema. La película sería una tragedia de no ser por esa capacidad de los Coen de sacar humor de debajo de las piedras a base de su finura con el diálogo, su capacidad de crear personajes y situaciones surrealistas, y esa dirección tan característica, llena de planos alargados hasta lo incómodo y un detallismo que muchas veces se recrea en lo grotesco. Todo ello mientras hablan de temas tan serios como la fe, el divorcio, la honradez profesional, la tenacidad frente a la adversidad o la dificultad de encajar en la sociedad cuando eres, desde cualquier perspectiva, un bicho raro.

Las dos o tres escenas con el estudiante coreano no tienen precio.

Todo ello a ritmo de Somebody to love, de Jefferson Airplane, que sirve tanto de banda sonora como de (hilarante) elemento de la trama.

Espe

October 24, 2009

¿Alguien se acuerda de cuando Esperanza Aguirre era “la Espe”, la ministra de Aznar tan querida por todos los seguidores de CQC? Antes de la presidencia del Senado, antes de la Comunidad de Madrid, antes del desplome de Simancas, Aguirre era un personajillo simpático, que la cagaba en directo, y aguantaba con mayor o menor flema las coñas de Pablo Carbonell. Ahora es la Lady Macbeth del PP, con una determinación y ambición que le lleva a echarle pulsos a Rajoy con sorprendente frecuencia.

No sé si siempre fue así, si la fiera despertó en Madrid, si su imagen inicial era una actuación permanente, pero de todos los ministros de Aznar (Rajoy, Mayor Oreja, Trillo, Rato, Acebes), sorprende que sea ella la que acabe con este papel. Es como si en La Guerra de las Galaxias al final fuera Jar Jar Binks el que se convierte en Darth Vader…

Matar a distancia

October 23, 2009

Fogonazos habla de guerra a distancia en Afganistán. Aviones controlados por gente en Las Vegas, matando talibanes en Afganistán. Comprendo que es muy fácil hablar del tema cuando no es tu trabajo, y que la técnica probablemente tenga sus ventajas desde el punto de vista militar (más efectivo, menos bajas, no síndromes postraumáticos), y quizás incluso mejor para los afganos (no habrá soldados que se vuelvan locos por la presión y acaben pagándolo con los civiles), pero uno no puede sino preguntarse si la guerra debería ser tan distante, tan aséptica.

Dice Sonny Corleone en El Padrino: What do you think this like the Army where you can shoot ’em from a mile away? No you gotta get up like this and, badda-bing, you blow their brains all over your nice Ivy League suit.

Ya ni siquiera es una milla de distancia, sino un continente.

Ayer mismo, extraña coincidencia, vi un vídeo con la historia de Richard Luttrell, un veterano de Vietnam que, en su primer enfrentamiento con el enemigo, mató a un soldado vietnamita. Por algún motivo, acabó llevándose una foto del soldado con una niña, probablemente su hija. No sabía por qué, pero se la quedó.

richluttrell

La foto le torturaba como una maldición. Decidió dejarla, 22 años después, en el muro que conmemora a los veteranos de Vietnam, en Washington, con una carta a la niña, en la que le pedía perdón por haber matado a su padre. El problema es que todo lo que se deja en el muro se recoge y se lleva a un almacén. Otro veterano, Duery Felton, vio la foto, y el hecho de ver la foto de un soldado enemigo le dejó claro, antes incluso de leer la carta, que era algo especial. La foto y la carta acaban en un libro mostrando diferentes objetos que acabaron en el muro, y el libro acaba en las manos de Luttrell. Contactó a Felton, que voló para devolverle la foto en persona.

Después de eso Luttrell decide que si quiere descansar algún día, tiene que devolverle la foto a la niña. Vía un periódico vietnamita acabó contactando con la ahora mujer, llamada Lan, y fue a devolverle la foto, la única imagen de su padre que aún existe.

El vídeo es más bien sensiblero y afectado, especialmente por la narración, pero no se puede negar el poderío de las imágenes con los dos llorando abrazados en el momento en que la foto cambia de manos, 33 años después de que Luttrell matara al padre de Lan.

La historia puede verse en fragmentos en Youtube o más ordenada y completa aquí. El vídeo continúa con historias de jovenes en Iraq y Afganistán, perseguidos por los mismos fantasmas que sus antecesores en Vietnam, y quejándose de la falta de oportunidades y recursos para curar sus heridas.

Puede que tener que matar de cerca no sólo lo haga más difícil, sino que también haga más fácil empatizar con el enemigo, y sobreponerse al dolor y los recuerdos, años después.