Una Biblia como Dios manda

De vez en cuando se oye eso de que Jesucristo fue el primer revolucionario, y que la Biblia invita al socialismo (más bien el Nuevo Testamento, el Viejo invita sobre todo a lapidar a tu vecino). El problema es que, con la honrosa excepción de algunos teólogos de la liberación, el argumento suele darlo gente más bien atea (un poner, tu primo el rojo, intentado quemarle la moral a la abuela durante la cena de Navidad), lo que parece que resta un poco de credibilidad, y no se espera que Monseñor Rouco vaya a sacarse el carné del PC en un futuro cercano.

Lo curioso es que, según parece, sectores de la derecha estadounidense están de acuerdo con la idea, al menos con parte de ella: la Biblia está llena de propaganda izquierdista. La diferencia es que, según ellos, esto no es por culpa de que Jesucristo fuera un liberal (al contrario, era un hombre que se vestía por los pies, como Su Padre manda), sino que todas las traducciones que están disponibles hoy día están sesgadas, por no decir directamente manipuladas.

En vista de esto, se crea el Conservative Bible Project. Es una iniciativa de la gente que lleva la Conservapedia, uno de los mil sitios estilo Wiki que han salido a la sombra de la Wikipedia, y que en este caso tiene como objetivo ofrecer una enciclopedia cuya información esté escrita desde el punto de vista conservador (lo que en casos como el artículo sobre Obama se traduce por mentir como bellacos).

Algunos ejemplos de secciones que según sus (imaginamos) muy acreditados expertos están manipuladas o directamente inventadas: cualquier parábola socialista (sorpresa sorpresa), aquello de “el que no haya pecado que tire la primera piedra” (y así arreglamos la prostitución y la crisis del ladrillo a la vez), o aquello de “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen” (mucho más fácil apoyar la pena de muerte si la tontería esa del perdón deja de ser obligatoria).

Se recomienda, en cambio, explicar las parábolas económicas desde el punto de vista del libre mercado (los mercaderes fueron expulsados del templo porque tenían un monopolio estatal, que incluía fijar los precios, y estaban acabando con la competición y la innovación tecnológica), o enfatizar la existencia del Infierno y el Demonio (se ve que hasta Juan Pablo II les parece un blando).

Así que ahí andan, buscando voluntarios para adaptar la Biblia del Rey Jaime, o en caso de echarle muchos huevos, las versiones en griego antiguo o hebreo. Si alguien anda aburrido, o necesita algo que hacer en el metro…

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: