Fantastic Mr. Fox

Wes Anderson tiene un estilo propio a la hora de hacer películas, en todos sus aspectos: el guion (personajes raros, alienados, humor absurdo, seco, casi árido), lo visual (una dirección cuidadísima, colores brillantes), la música, todo. Es lo que Carlos Boyero llamaría un moderno, pero es de los modernos que me gustan.

Su último trabajo, Fantastic Mr. Fox, es una película de animación (stop-motion) con animales antropomórficos, adaptando un libro infantil de Roald Dahl. No parece la mejor opción para que el señor Anderson deje su marca, y sin embargo logra firmar una película tan suya como las anteriores.

La voz del protagonista, el zorro que da nombre a la película, la pone George Clooney, un actor que en la mitad de sus películas es bastante camaleónico (Syriana, Good night, and good luck), y que en la otra mitad deja también una impronta muy personal, ese personaje pillo pero encantador del que tan buen ejemplo es la saga de Ocean. Esta película pertenece al segundo grupo.

Así que la película es una combinación del peculiarísimo universo de Anderson con el toque Clooney, y la verdad es que la mezcla funciona bastante bien, en parte porque el protagonista es un pillo encantador de los que Clooney clava: Mr. Fox, un zorro retirado de su vida de delincuente por una promesa a su mujer (Meryl Streep), que vuelve a dar un último golpe, robándole a los tres granjeros locales. Estos se obsesionan con capturarlo, y empieza el conflicto. Todo ello mezclado con problemas familiares (el hijo de la familia Fox está celoso de su primo, un superatleta que ha venido a pasar unos días), con los vecinos (entre los que destaca Bill Murray haciendo de tejón abogado), existenciales (Fox tiene que decidir entre mantenerse fiel a su naturaleza depredadora y no arruinarle la vida a su familia), y demás temas habituales en la filmografía de Anderson. Realmente resulta admirable cómo el hombre es capaz de tocar los temas de siempre en cualquier película que haga…

Igual que están presentes las cosas que hacen grandes sus películas, están también sus miserias, especialmente una trama que empieza a perder algo de fuelle hacia la mitad de la película, con un final un poco sacada de la manga. Otro posible problema es la animación, porque el stop-motion que se usa es, por así decirlo, bastante crudo, especialmente cuando se ven por ahí cosas como Wallace y Grommit o Coraline, en las que la animación es mucho más suave. Yo temía que iba a ser peor y acabé olvidándome, pero seguro que hay quien es más delicado con estas cosas.

Por lo demás, los actores están estupendos, y la película es graciosa y disfrutable (especialmente para todos aquellos que suelen encontrar gracioso y disfrutable a Wes Anderson).

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: