¿Preparado para el fin del mundo?

Porque no es plan subir al cielo y dejarlo todo empantanado detrás. Gracias a internet, los evangelistas modernos pueden tenerlo todo la mar de organizado.

Siendo España un país en el que cristianismo y catolicismo se usan casi como sinónimos, la situación en Estados Unidos llama la atención, con tanta variedad, denominación, secta y otras divisiones. Entre los más graciosos (o espeluznantes, según se mire) están esa cosa que ha venido a llamarse cristianos evangélicos, de los que hay muchos en Estados Unidos, y que empiezan a extenderse por otras partes (como Latinoamérica, o incluso hoy día España). No son un grupo homogéneo, sino el saco en el que se meten a todos los cristianos de línea dura, tipo Bush. La derecha a la derecha de la derecha, vaya.

Son esta gente que sigue a los tele predicadores más truculentos e intransigentes. Que no cree en la evolución. Que dice que el Carbono 14 no funciona porque el diluvio alteró las mediciones, o porque las alteró el Diablo, o porque Dios hace que falle para poner a prueba nuestra fe, las posibilidades son varias. Que el universo tiene seis mil años (de hecho hay quién puede precisar la edad con precisión de horas). Que los fósiles de los dinosaurios son de dragones, como el que mató San Jorge.

La Biblia al pie de la letra, vaya.

Menos la parte que habla de lapidar a la gente que se viste con ropa hecha con dos tipo de fibras, que si no sólo se pueden comprar ropas de hippies y de comercio justo; o la tontería aquella del cerdo, que el bacon está muy rico; o aquello de…

Es decir: la parte mitológica de la Biblia al pie de la letra, junto con las reglas morales que vengan bien (terrible pecado la homosexualidad, que lo dice la Biblia). Sutil diferencia.

Esto incluye tomarse al pie de la letra el Apocalipsis, que basta con echarle un ojo para darse cuenta de que claro claro, lo que se dice claro, no es. Eso no les impide haber elaborado una narrativa bastante concreta al respecto. El fin del mundo está, para ellos, a la vuelta de la esquina. No se sabe si el mes que viene, o dentro de un par de años, pero que nos puede pillar sin ningún problema (el cuento se lleva usando desde hace décadas, pero si funciona, para qué cambiarlo). Suele involucrar a Israel, una guerra con los países árabes, la segunda venida, el gobierno estadounidense siendo engañado por el anticristo… Todo muy épico, como de tebeo de Jim Starlin. La cosa es complicada, y las diferentes versiones se contradicen unas a otras, e incluso a sí mismas.

Da igual, porque el fin del mundo da mucho miedo, que es lo que importa.

El fin del mundo como tal empieza, una vez acabados los previos mencionados antes, con una cosa que en inglés se llama rapture, y que la Wikipedia traduce, no sé con cuánta precisión, por arrebatamiento. De nuevo hay versiones para todos los gustos, pero el esquema esencial consiste en que los buenos cristianos suben en cuerpo al cielo, mientras el resto nos quedamos en la tierra viviendo durante unos pocos años más, lo que sirve como una segunda oportunidad, a ver si para cuando llegue el Juicio Final hemos hecho méritos. Es como entrar en una discoteca como un VIP, o haciendo una cola más larga y jugándotela a que al portero le gustan tus pintas.

Evidentemente, todos los evangélicos están convencidos de que ellos van a subir. El problema surge con lo que dejan atrás. Por ejemplo, ¿cómo explicarle a mis amigos y familiares que no han sido buenos lo que tienen que hacer para subir al cielo, ahora que han visto la luz?

Pues para eso hay varias páginas web disponibles, que enviarán emailes una vez se produzca el evento. Por ejemplo, You’ve Been Left Behind, que los manda si tres de los cuarto encargados no se conectan a internet en tres días (ya hemos dicho que ellos están convencidos de subir; es de suponer también que salen poco de casa, o que tienen un iPhone). Rapture Letters es gratuito, pero no deja cambiar el mensaje que se envía, sino que usa un email estándar. En el caso de Post-Rapture Post, el creador es un ateo confeso, que dice que aunque él no crea, cree que puede ayudar a gente que sí (también habla de que necesita dinero, que siempre es importante).

Pero siendo realistas, si un par de millones de cristianos ascienden en cuerpo y alma, con su luz celestial y sus trompetas y demás parafernalia, así en directo, no haría mucha falta convencernos de salir corriendo a buscar una Biblia y aprendérnosla de memoria. O consultar alguna de las múltiples guías de supervivencia para después del arrebatamiento que circulan por internet. Sin embargo, hay otro problema con, a priori, más difícil solución. ¿Qué pasa con las mascotas?

Está claramente establecido (¿cómo? ¿por quién? aún no me ha quedado claro, pero parece que hay unanimidad) que las mascotas no suben al cielo. Hay muchos cristianos preocupados, que no quieren que sus animales se mueran de hambre mientras ellos disfrutan de la gloria del Padre. Post Rapture Pets da indicaciones sobre cómo estar preparado. Otras páginas van más lejos: por una pequeña cuota económica, un grupo de ateos amantes de los animales se compromete a ir a buscarlos a tu casa cuando tenga lugar el arrebatamiento, adoptarlos y cuidarlos. Eternal Earth-Bound Pets, Post-Rapture Pet Care (ésta es inglesa, que los estadounidenses no están solos en esto) y After The Rapture Pet Care son algunos ejemplos. La última proporciona, incluso, un vídeo promocional de lo más… dramático, podríamos decir:

Estos son, que yo sepa, los dos principales servicios relacionados con el fin de los días que se pueden encontrar en internet hoy día, pero el mundo está lleno de emprendedores (y de gente dispuesta a pagar por cosas muy inverosímiles), así que no se puede descartar que el tema crezca. Si alguien quiere sacarse unos eurillos…

Tags: , , ,

3 Responses to “¿Preparado para el fin del mundo?”

  1. Gerardo Says:

    Lo de la lapidación y la ropa hecha con varias fibras lo vi justo ayer en un capítulo de El Ala Oeste (estoy empezando a verla, me está encantando) en el que el presidente le pega un revolcón (intelectual) a una Jiménez Losantos de EEUU.

    • FLJ Says:

      Las cuatro primeras temporadas son gloria bendita. Yo de mayor quiero ser como Toby. Luego se fue Aaron Sorkin (el guionista y creador), y la cosa pegó un bajonazo terrible.

      Disfruta.

  2. Van las mascotas al cielo? | Curiosidades sobre animales, acuarios, tortugas, sobre mascotas. Says:

    […] increible lo que le gusta a "los religiosos" tratar de comerse la cabeza. Echale un vistazo al articulo. Como todo en este mundo, ya hay gente que quiere sacar tajada de las creencias de la gente y, por […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: