Cine (batiburrillo)

Trabajo acumulado, así que resumo:

A prophet (Un prophete). Un pobre chaval árabe, delincuente común de poca monta, va a la cárcel y acaba apadrinado/secuestrado (más bien lo segundo) por la mafia corsa. Como primer trabajito, matar a otro recluso, y de ahí para arriba. El muchacho, más listo que el hombre, se las ingenia para ir medrando. Todo lo que he leído de la película me hacía pensar en un drama carcelario de los de cortarse las venas a cachitos (tipo El expreso de media noche), pero luego la cosa tiene su poquito de acción, su poquito de humor, e incluso su toquecito cool (un poco a lo George Clooney en la saga Ocean). A mí me pareció cojonuda.

The Ghost Writer. Polanski sigue en forma, y la película es un thriller bien montado, muy solvente, pero sin mucho más que destacar. Me dejó un poco frío.

Chloe. La úlima de Atom Egoyan, que esta vez sólo dirige, y se nota (todo muy bonito y con muy buena fotografía, pero la historia un poco cortita). Pero está bien dirigida, los actores están todos estupendos, sale Liam Neeson y hay una escénica lésbica entre Julianne Moore y Amanda Seyfried, así que tampoco vamos a quejarnos muchos.

The Runaways. Dakota Fanning se ha hecho mujer y Kristen Stewart se ha hecho ubicua, que últimamente está en todas partes. La historia de las Runaways, y de cómo triunfaron con mucho esfuerzo pese al machismo de la industria y las dificultades personales. El problema es que en la película ni se ve machismo, ni muchas dificultades, ni na de na. Lo mismo que te cuenta cualquier colega con una banda, vamos. Entre eso, que el guion tiene muy poca chicha, y que un cuarto de la película son numeritos musicales y escenas que intentan representar el estar drogado, la cosa se queda bastante flojita. Si algo destaca es el fascinante personaje del manager, Kim Fowley, interpretado por Michael Shannon. De ese sí que queremos una película.

Greenberg. La última de Noah Baumbach, director y guionista de la muy cojonuda The Squid and the Whale. En esta tenemos a Ben Stiller haciendo de Roger Greenberg, un cuarentañero con problemas psicológicos, básicamente insoportable y totalmente incapaz de relacionarse con seres humanos, que está pasando una temporada en casa de su hermano. Allí se lía con la asistena de este, Greta Gerwig. Todo los personajes merecen que los abofeteen con saña, salvo quizás el amiguísimo interpretado por Rhys Ifans (que por fin no es el colgado oficial de la película, sino el personaje más cuerdo), pero con eso y todo la película está bastante bien.

The Greatest. Posiblemente el peor título de los últimos tiempos. El hijo mayor del matrimonio formado por Pierce Brosnan y Susan Sarandon acaba de morir, y en su puerta aparece una muchacha (Carey Mulligan, la muy encantadora chica de An Education), preñada del susodicho y sin otro sitio donde ir. Todo muy dramático. Los actores fantásticos todos, incluidos los más jóvenes, y yo si sale la Sarandon ya estoy vendido. Inciso: se puede esconder un frigorífico en los hoyuelos de Carey Mulligan.

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: