Archive for May, 2010

Dennis Hopper

May 30, 2010

¿Hay mejor forma de aparecer en una película?

¿O de estar inmenso en cada minuto que sales en la misma?

El que es grande es grande montando en moto…

…trabajando con Lynch…

…o incluso haciendo anuncios

Y de postre, una hora de entrevista:

Advertisements

Arizona y la inmigración

May 20, 2010

El 23 de Abril el Gobernador de Arizona, Jan Brewer, firmó la que posiblemente sea la ley de control de la inmigración más dura del país. Básicamente permite a la policía pedir documentación a cualquier persona sospechosa de ser un inmigrante ilegal (léase, con pinta de mexicano), y convierte en un crimen el no llevar documentos que demuestren que uno está en el país de forma legal. Esta ley es lo que parece, una medida esencialmente racista que va a dañar a la comunidad hispana, sean o no ilegales. Como bien ha dicho Ed Reyes, concejal del ayuntamiento de Los Angeles: As an American, I cannot go to Arizona today without a passport. Conviene recordar que los estadounidenses han heredado de los británicos la alergía a llevar documentación.

La ley es una muestra (y van…) de cómo andan los Republicanos, concretamente el sector más a la derecha, y como es una cuestión estatal poco puede hacerse, pero esta vez los sectores más progresistas de la sociedad no se han cayado, y al menos han llovido críticas enérgicas desde todas partes.

Que ya tocaba.

Obama abrió fuego, criticando la ley incluso antes de que se firmara. Por supuesto ninguna asoación hispana está contenta. Se habla de grandes pérdidas en conferencias y congresos: nadie quiere montar un evento internacional, en un sitio donde todo el que sea oscurito pueda tener problemas con la policía. La respuesta más agresiva probablemente sea la del ayuntamiento de Los Angeles, que ha decidido boicotear a Arizona (en tanto que sea posible: muchos acuerdos no pueden alterarse, en lo que se calcula puede suponerle al estado la pérdida de en torno a siete millones de dólares.

Pero la reacción que más ha destacado ha sido la del mundo del deporte, generalmente tímido a la hora de opinar de política (como dijo Michael Jordan, Republicans buy shoes too), y que esta vez se ha volcado. Charles Barkley, convertido en polémico y divertidísimo comentarista deportivo, ha criticado la ley abiertamente. El equipo de baloncesto Phoenix Suns jugó con camisetas con la inscripción Los Suns (que es como la comunidad hispana llama al equipo). Y la liga de béisbol, en la que la presencia latina es muy alta, amenaza con no celebrar el All Star en Arizona como estaba previsto (parece que el no reconocer como festivo el Día de Martin Luther King ya le costó al estado una Super Bowl; hay quien no aprende).

La inmigración es un problema serio (imaginemos, por ejemplo, lo que supondrían 3000 km de frontera entre España y Marruecos), y algo tendrá que hacer quien sea que tenga que hacerlo, pero desde luego lo de Arizona no parece la manera. Calderón anda reunido con Obama, y ambos se han mostrado de acuerdo en trabajar para solucionar el problema, así como la violencia por culpa del tráfico de drogas en la frontera.

Un poco lo de siempre.

La novedad ha surgido en la visita a un colegio por parte de las primeras damas, Michelle Obama y Margarita Zavala, donde tuvo lugar la siguiente conversación entre Obama y una niña de segundo de primaria:

“My mom … she says that Barack Obama is taking everybody away that doesn’t have papers.”

“Yeah, well that’s something that we have to work on, right? To make sure that people can be here with the right kind of papers, right? That’s exactly right.”

“But my mom doesn’t have any …”

“Well, we have to work on that. We have to fix that, and everybody’s got to work together in Congress to make sure that happens. That’s right.”

Si la conversación acaba teniendo mucha repercusión será, en gran parte, debido a que la niña es adorable y está preocupada por su madre, lo que siempre ayuda a vender (el drama humano, que le llaman), pero no deja de ser bastante representativa del creciente descontento de la comunidad latina con la política de inmigración de Obama.

Últimas noticias: Sarah Palin ha ido a Arizona, a apoyar a Brewer. Éramos pocos…

Ronnie James Dio (I)

May 19, 2010

Ronnie James Dio comienza su carrera estando aún en el instituto, tocando la trompeta en bandas de rockabilly. Su primera banda de verdad es The Vegas King, en la que toca el bajo, y poco después pasa a ser el vocalista. La banda no tarda en llevar su nombre, aunque tras varios cambios de personal pasa a llamarse Electric Elves, y posteriormente Elf. Con esa banda graba tres discos, de producción tirando a endeble, y con una música influenciada por el blues y el rock de los primeros discos de Rod Stewart, aunque ya se empiezan a ver muestras del rock más duro que le haría famoso, y del poderío de su voz:

Es en esa época en la que Dio establece contacto con la familia de Deep Purple, primero teloneándolos con Elf, y luego participando en el disco de Roger Glover The Buttefly Ball and the Grasshopper’s Feast, donde cantó en un par de canciones, incluyendo Love is all, de la que se grabó un vídeo francamente indescriptible:

Impresionado por su voz, Ritchie Blackmore le recluta cuando deja Deep Purple para formar Rainbow, con los que salta definitivamente al estrellato. El primer disco, Ritchie Blackmore’s Rainbow (ahí, con humildad) sienta las bases de lo que sería, para muchos, el heavy metal: poderío en lo vocal, virtuosismo en lo instrumental, mucho guitarreo, temática de fantasía épica y la correspondiente balada.

Blackmore y Dio son los únicos miembros de la formación que graba el primer disco que continúan en la banda, a la que se incorporan, entre otros, el batería Cozy Powell. El segundo disco, Rising, producido por Martin Birch (Deep Purple, Iron Maiden, Fleetwood Mac, Black Sabbath, Whitesnake…), es otro clásico que lleva el estilo aún más al límite, incluyendo arreglos orquestrales y dos canciones de más de ocho minutos, como Stargazer. Todo muy pasado de rosca, muy intenso, sin una pizca de sentido del humor o autoparodia, pero sin caer, casi de milagro, en el ridículo, al contrario que la gran mayoría de las bandas que han intentado imitarles.

La formación se mantiene para el disco en directo On Stage, que alterna canciones cortas y contundentes (Kill the King) con muestras de virtuosismo de más de diez minutos. El disco es una buena muestra de la capacidad de la banda en directo, pero palidece comparado con otros discos editados recientemente recogiendo grabaciones en directo de la misma época, muchos más rápidos e intensos, y en los que algunas canciones se extienden hasta los 15 o incluso 25 minutos, de nuevo evitando los aburridísimos excesos que dicha actitud supondría en otras bandas. Como dicen en Allmusic en su reseña del directo en Munich, 1977, this is the deliverance on the promise of ’70s hard rock.

El cuarto trabajo de la banda, Long Live Rock ‘n’ Roll, será el último que cuente con la participación de Dio, lo que escuchando el disco con cuidado no resulta del todo sorprendente: aunque es excelente, y contiene canciones en su estilo de toda la vida, como Gates of Babylon o Kill the King (con la que llevaban años abriendo los conciertos), temas como L.A. Connection se aproximan al rock más comercial que era popular en la época. Blackmore avanzar en esa dirección y Dio, descontento, abandona la banda.

Su siguiente paso, bastante poco ortodoxo, será unirse a Black Sabbath, que en aquella época andaban descabezados tras la espantada de Ozzy Osbourne.

Recortes

May 13, 2010

Ya se oyen voces que dicen algo del palo que se jodan los funcionarios, pensando por supuesto en el funcionario de ventanilla flojo, tipo chiste de Forges.

Suponiendo incluso que todos los funcionarios de ventanilla sean unos flojos, no son todos los funcionarios. Conviene leer el desglose que hizo Santos Juliá en en El País: 43 % de los funcionarios trabajan en sanidad o educación, 10% en fuerzas de seguridad, 10% en justicia y otras actividades relacionadas con el orden público…

Parece que le ve a tocar joderse a un montón de gente.

Así que recuerden, amigos, la próxima vez que les atienda un médico de algo grave, no sólo es muy probable que lleve tropocientas horas de guardia sin dormir, sino que además estará encabronado porque está cobrando menos.

Pues nada, a cuidarse.

Caribou

May 12, 2010

Descubrí a Caribou con StereoMood, que se autodescribe como the emotional internet radio, providing music that best suits your mood and your activities. Pelín grandilocuente. Digamos que tiene música organizada por estilos o por situaciones con las que parece que pega. Se pueden poner muchas pegas a dicha organización, pero la verdad es que es una forma estupenda de encontrarse cosas nuevas, como A Final Warning, del disco The Milk of Human Kindness:

Más que una banda, Caribou es el proyecto musical Daniel Snaith, que empezó a grabar bajo el nombre de Manitoba, mientras se sacaba un doctorado en matemáticas en Imperial College. Su música oscila entre la electrónica y el pop psicodélico. En directo, Snaith se acompaña de una banda (él se encarga de la percusión, la electrónica, un poco de guitarra y parte de las voces), y en la mejor tradición psicodélica las canciones varían bastante de cómo aparecen en el disco. Times Online los ha llamado one of the most exciting live acts in the UK. Que no sé si será para tanto, pero los vídeos prometen.

Frank Frazetta

May 11, 2010

Me enteró vía Sergio Leone and the Infield Fly Rule de que se ha muerto Frank Frazetta.

Aunque empezó dibujando cómics, a los dieciséis años, Frank Frazetta pasará a la historia por sus portadas de libros (especialmente novelas pulp, de fantasía y ciencia ficción) y revistas (Creepy), pinturas al óleo de una destreza exquisita. Misteriosas mujeres con poca ropa, bárbaros con espadones y poca ropa, fieras salvajes, monstruos, simios gigantes, templos, junglas, las ilustraciones de Frazetta sentaron las bases del género de espada y brujería, y a día de hoy son la base de la imaginería que asociamos con las historias de Edgar Rice Burroughs o Robert E. Howard.

No fueron sus únicos trabajos. Un dibujo de Ringo Starr en Mad le llevó a hacer carteles de cine, como el de El Baile de los Vampiros, donde alterna el realismo extremo con un estilo más carticaturesco. Estos trabajos, así como algunas portadas para discos, le proporcionaron mucho más dinero que sus trabajos habituales, y contribuyeron a hacerle conocido en círculos más amplios.

Su estilo creó a un ejército de seguidores/imitadores directos (como Boris Vallejo), aunque su influencia llega (bastabte diluida) hasta gente del palo de Luis Royo. Y aunque muchos usaron los mismos temas, con un nivel parecido de detalle y acabado en las texturas, lo más habitual es que acabaran produciendo imágenes estáticas, muertas. Para mi gusto lo más destacado de Frazetta es el dinamismo de sus escenas, el cómo logra que sus pinturas con óleo tengan la misma sensación de vitalidad e inmediatez que sus dibujos.

En una era en la que no había apenas una comunidad de aficionados al cómic o la fantasía, Frazetta era una estrella sin saberlo. Bernie Wrightson contaba en Comic Con cómo lo conoció en una de las primeras convenciones que se celebraron en los Estados Unidos, y cómo Frazetta se sorprendió de tener tantos admiradores, y de inspirar a tantos aspirantes a dibujante. Y es que pese a que trabajó en no pocos tebeos (Buck Rogers, Li’l Abner, Little Annie Fanny en Playboy, con Harvey Krutzman) su principal aportación al medio ha sido influenciar a muchos otros, como Wrightson o Simon Bisley.

Se nos fue ayer, 10 de mayo de 2010, a los 82 años.

Un grande.

Las imágenes salen de aquí.

Preguntas con trampa

May 10, 2010

Puerto Rico es, según la Wikipedia, un territorio no incorporado de los Estados Unidos, con estatus de autogobierno. No es un estado, pero sus habitantes son ciudadanos. Tiene un representante en el Congreso, pero sin derecho a voto. Alguien nacido en Puerto Rico puede ser presidente, pero los catorce años de residencia tienen que ser en un estado. Un poco complejo.

Ha habido varios referéndums para decidir si se unían a la unión o no, y siempre sale que no. Parece que el pagar menos impuestos les compensa. Estados Unidos nunca ha tenido que pronunciarse de forma firme, porque primero tendrían que decir ellos que sí.

Ahora, el Congreso va a decidir si quiere presentar a Puerto Rico con una votación, en principio puramente informativa. El problema es que viene con truco.

En concreto, el truco está en que van a ser dos preguntas. La primera es si se quiere mantener el status quo. La segunda, en caso de que se responda no a la pregunta anterior, da varias opciones, entre las que destacan convertirse en estado de pleno derecho, o pasar a una situación más independiente que la actual.

Lo de partir la pregunta en dos partes está muy feo, aunque a simple vista pueda parecerse a una elección con dos vueltas. Si una de las opciones es muy mayoritaria no habría problema. Pero pongamos (que no sé si es verdad, pero pongamos) que un 40% de la población quiere seguir como están, 35% quiere ser un estado, y 25% quiere ser más independiente. Con una sola pregunta, está claro quién gana.

En cambio, con dos preguntas, la opción de cambiar gana a la de quedarse igual, y entonces pasa a mirarse qué cambio se quiere, dejando fuera el 40% que quiere quedarse tal cual.

Lo dicho, muy feo.

Esta votación, caso de realizarse, no implicaría pasar a formar parte de la Unión. No es un referéndum de verdad, ni vincula, ni nada, pero pondría al Congreso en marcha para quizás tomar otras medidas, daría una imagen distorsionada del estado de opinión en Puerto Rico, etcétera.

¿Por qué se intenta forzar la situación?

Todo apunta a que a los demócratas les interesa incorporar a Puerto Rico como estado, dado que lo más probable es que la mayoría de la gente les votaría a ellos en las elecciones a Congreso y Senado. Y tal y como está la cosa, arañar un par de senadores sería un gran logro.

Fieras

May 7, 2010

Cuando era niño, en mi casa eramos de ir al circo. Cuando llegaba a Sevilla (creo recordar que era por Feria) allá que íbamos, a ver cuántas pistas y qué números traían ese año.

Hoy día, por influencia de El Circo del Sol y similares (como el Circo del Arte que Emilio Aragón le regaló a su padre, que para eso Milikito es rico hasta dar fatiga) es habitual encontrarse circos modernos, elegantes y finos, con un vestuario que parece formado por disfraces del carnaval de Venecia, o de una comparsa de Juan Carlos Aragón. Los números se basan en el humor y el equilibrismo, y los únicos animales que se ven son, si acaso, algún caballo. Cuando yo era pequeño la cosa era distinta, y era normal ver bichos de todo pelaje, desde caniches que jugaban al fútbol (en Sevilla llevaban, está claro, los colores de Sevilla y Betis) hasta elefantes y fieras varias. Yo encantado, porque los números de equilibrismo no me entusiasmaban. Aparte de por los payasos, yo iba al circo a ver leones y tigres.

Uno de los primeros circos de los que tengo memoria es el de María Teresa Rabal y Ángel Cristo. Mientras un número de payasos entretenía al público se montaba la jaula, en el centro de la pista, con un túnel para que entraran las fieras. Creo que él vestía de blanco, pero quizás estoy mezclando recuerdos con alguna foto que he visto luego. Le recuerdo entre leones enormes, especialmente a su lado, a los que entre número y número trataba como si fueran gatitos.

Y yo, que tendría unos siete años, fascinado.

Ángel Cristo murió el martes pasado, 4 de Mayo de 2010. Habrá muchos que le recuerden por su matrimonio con Bárbara Rey, por cómo arruinó su vida con deudas, drogas y alcohol, o por los muchos años en los que participó en otro circo, el de la prensa rosa, en su modalidad más barriobajera.

Yo prefiero recordarlo con la admiración con que lo vi por primera vez, rodeado de fieras más nobles.

Harry Brown

May 6, 2010

Harry Brown es una película inglesa que abre con estas dos escenas, dejando claro desde el principio que no es una comedia:

Michael Caine es Harry Brown, un jubilado que vive en un barrio de Londres con un serio problema de delinquencia juvenil: algo así como los canis patrios, pero con pistola y hablando en inglés del que no se entiende. La situación ha ido escalando poco a poco, hasta llegar a un punto insoportable.

El hombre lo lleva como puede, hasta que su mejor (más bien único) amigo aparece muerto a puñaladas. Viudo, sin familia y ahora sin amigos, atacado en la calle por un yonqui, se puede decir que la chiquillería le ha tocado los cojones más allá de lo razonable.

La cosa es que el señor Brown fue marine en sus años mozos, y ya sabemos lo que pasa cuando en una película se le tocan los cojones a un ex-marine.

Con semejante argumento, la película bien podría ser una oda al a violencia justiciera, como aquellas en las que Charles Bronson no dejaba de matar gente durante dos horas. La gran diferencia es que aquí el protagonista no se transforma a las primeras de cambio en una maquina de pegar tiros, en parte gracias a que Caine es capaz de lograr que el personaje se mantenga en la fina línea entre un pobre hombre cansado y asustado y un ex-marine cabreado, mostrando con delicadeza tanto su ternura como sus miserias.

Los demás actores están también muy bien, con Emily Mortimer haciendo de policía y Sean Harris en un papel de drogadicto con una caracterización cojonuda, que me recordó (aunque los personajes no tengan mucho que ver) a Vicente Romero haciendo de el Maquea en Padre Coraje. Dirige Daniel Barber y escribe Gary Young, a los que no conozco de nada.

El último tramo combina la trama principal con una revuelta como las que de Francia, coches ardiendo incluidos. Hay pinceladas de crítica a la actuación de la policía, un poquito de análisis de la situación, pero sin entrar demasiado en detalles. La resolución es un poco ni fu ni fa, y la polícia inglesa no puede ser TAN torpe, pero la película no está mal.

Lo más interesante, quizás, sea la banda sonora. En vez de los pasajes orquestrales de toda la vida, usa una especie de música electrónica / ruido que acompaña muy bien tanto al caos y laviolencia que muestran muchas veces las imágenes, como el sufrimiento del personaje de Caine (a un volumen, además, bastante considerable).