Ronnie James Dio (I)

Ronnie James Dio comienza su carrera estando aún en el instituto, tocando la trompeta en bandas de rockabilly. Su primera banda de verdad es The Vegas King, en la que toca el bajo, y poco después pasa a ser el vocalista. La banda no tarda en llevar su nombre, aunque tras varios cambios de personal pasa a llamarse Electric Elves, y posteriormente Elf. Con esa banda graba tres discos, de producción tirando a endeble, y con una música influenciada por el blues y el rock de los primeros discos de Rod Stewart, aunque ya se empiezan a ver muestras del rock más duro que le haría famoso, y del poderío de su voz:

Es en esa época en la que Dio establece contacto con la familia de Deep Purple, primero teloneándolos con Elf, y luego participando en el disco de Roger Glover The Buttefly Ball and the Grasshopper’s Feast, donde cantó en un par de canciones, incluyendo Love is all, de la que se grabó un vídeo francamente indescriptible:

Impresionado por su voz, Ritchie Blackmore le recluta cuando deja Deep Purple para formar Rainbow, con los que salta definitivamente al estrellato. El primer disco, Ritchie Blackmore’s Rainbow (ahí, con humildad) sienta las bases de lo que sería, para muchos, el heavy metal: poderío en lo vocal, virtuosismo en lo instrumental, mucho guitarreo, temática de fantasía épica y la correspondiente balada.

Blackmore y Dio son los únicos miembros de la formación que graba el primer disco que continúan en la banda, a la que se incorporan, entre otros, el batería Cozy Powell. El segundo disco, Rising, producido por Martin Birch (Deep Purple, Iron Maiden, Fleetwood Mac, Black Sabbath, Whitesnake…), es otro clásico que lleva el estilo aún más al límite, incluyendo arreglos orquestrales y dos canciones de más de ocho minutos, como Stargazer. Todo muy pasado de rosca, muy intenso, sin una pizca de sentido del humor o autoparodia, pero sin caer, casi de milagro, en el ridículo, al contrario que la gran mayoría de las bandas que han intentado imitarles.

La formación se mantiene para el disco en directo On Stage, que alterna canciones cortas y contundentes (Kill the King) con muestras de virtuosismo de más de diez minutos. El disco es una buena muestra de la capacidad de la banda en directo, pero palidece comparado con otros discos editados recientemente recogiendo grabaciones en directo de la misma época, muchos más rápidos e intensos, y en los que algunas canciones se extienden hasta los 15 o incluso 25 minutos, de nuevo evitando los aburridísimos excesos que dicha actitud supondría en otras bandas. Como dicen en Allmusic en su reseña del directo en Munich, 1977, this is the deliverance on the promise of ’70s hard rock.

El cuarto trabajo de la banda, Long Live Rock ‘n’ Roll, será el último que cuente con la participación de Dio, lo que escuchando el disco con cuidado no resulta del todo sorprendente: aunque es excelente, y contiene canciones en su estilo de toda la vida, como Gates of Babylon o Kill the King (con la que llevaban años abriendo los conciertos), temas como L.A. Connection se aproximan al rock más comercial que era popular en la época. Blackmore avanzar en esa dirección y Dio, descontento, abandona la banda.

Su siguiente paso, bastante poco ortodoxo, será unirse a Black Sabbath, que en aquella época andaban descabezados tras la espantada de Ozzy Osbourne.

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: