Mujeres en el cine: el test Bechdel

Vía John August descubro este vídeo, que explica el test Bechdel para analizar la presencia femenina en películas:

El test se origina a partir del tebeo Dykes to watch out for (algo así como Bolleras de cuidado), de la muy genial Alison Bechdel (autora de Fun Home, uno de los mejores tebeos de los últimos años, una joya). Concretamente esta tira:

El test son tres sencillas preguntas:

1.- ¿Hay al menos dos personajes femeninos con nombre en la película?

2.- ¿Hablan entre ellas?

3.- ¿Hablan entre ellas de algo que no sea un hombre?

El vídeo pone un chorro de ejemplos que suspenden clamorosamente (mientras que el equivalente con personajes masculinos se da prácticamente por sentado).

El test es, reconozcámoslo, no muy significativo: no indica si una película es buena o mala, ni siquiera si es feminista (se pueden hacer películas muy femininistas con una única mujer, y chorradas machistas llenas de personajes femeninos). Pero por anecdótico que sea el test, es cierto que es más o menos indicativo de la presencia femenina en una película, y aplicarlo a las películas que uno ve es una forma excelente de darse cuenta del alcance del problema. De las últimas películas que he visto:

Iron Man 2 – pasa por los pelos

Holly Rollers – ni de coña

Harry Brown – ni un poquito

El secreto de sus ojos – tampoco

Kick-Ass – menos

A Prophet – tampoco (aunque es un drama carcelario, lo cual creo yo que sirve de excusa)

The Ghost Writer – tendría que revisar los diálogos para ver si pasa la tercera pregunta, pero sería justito

Chloe – pasa sin problemas

The Runaways – está claro que pasa (y probablemente no pase el equivalente masculino)

Greenberg – por lo que recuerdo, falla en la tercera pregunta

The Greatest – hay interacción entre personajes femeninos, y lo único que hacen todos es hablar del hijo muerto, así que me imagino que pasa

Avatar – pasa bastante bien (a James Cameron nunca le han faltado personajes femeninos fuertes)

The hurt locker – apenas sale una mujer, pero con un drama bélico es medio justificable

Up in the air – pasa; de hecho pasa prácticamente al mismo nivel el equivalente masculino del test

Crazy Heart – ni un poquito

Up – ni un poquito (gran personaje femenino, pero uno sólo; no creo que el pájaro cuente)

Precious – sin problema (de hecho no pasa el equivalente masculino)

(500) Days of summer – no pasa

An education – sin problema

Invictus – pasa por los pelos

Inglorious Basterds – no pasa, pero de nuevo, drama bélico

Where the wild things are – pasa si uno considera el género en las cosas salvajes (si no, tampoco hay tanto diálogo)

Queda claro que depende en gran medida en de que el personaje principal sea femenino (Chole, Runaways, An education, Precious). Muchos de esos casos no pasan, o pasan con dificultad, el equivalente masculino: en películas con un protagonista muy dominante, los secundarios tienen poca interacción entre sí. El problema en este caso es la escasez de protagonistas femeninos (al parecer se consideran malos para la taquilla). Aunque francamente, tampoco le mataría a nadie meter un par de secundarios femeninos más (que muchas veces apenas hay uno o dos).

La cosas suelen mejorar en repartos corales, o con el protagonismo más repartido, pero tampoco es para tirar cohetes. Por último, hay géneros en los que las cosas vienen dadas, aunque siempre se podrían poner peros.

Tags: ,

One Response to “Mujeres en el cine: el test Bechdel”

  1. El Test de Bechdel Says:

    […] El Test de Bechdel  comoelagua.wordpress.com/2010/06/03/mujeres-en-el-cine-el-te…  por Asumido hace 2 segundos […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: