Nuestros números

Titular de El País: Uno de cada tres adolescentes, en riesgo de ser maltratador.

Primera reacción: joder, uno de cada tres, qué barbaridad.

Segunda reacción: casi que son muchos, ¿no?

Tercera reacción: ¿y qué significa en riesgo de ser maltratador exactamente?

El artículo también aporta un link con los principales resultados del estudio Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia. Y ahí uno se encuentra con que el 32.1% viene de un gráfico con el título Protección de los adolescentes del riesgo de ejercer violencia de género, donde los resultados son 64.7% buena, 32.1% intermedia y 3.2% maltratadores.

No sólo queda poco claro de qué se está hablando exactamente (no aportan la pregunta o criterio que se usó), sino que, si uno se la toma por lo literal, hay un 32.1% de adolescentes a los que no se les da protección para, supongo, no convertirse en maltratadores (en qué consistiría dicha protección tampoco queda claro). Pero es que dentro de ese casi tercio habrá chiquillos estupendos, que no le harían daño a una mosca (porque no va a ser que todo el que no este protegido acabe pegándole a su mujer). No veo yo claro el titular, no…

Estas cosas me tocan mucho la moral, porque exagerando/tergiversando/malinterpretando (que cada cual escoja) este tipo de noticias se acaba haciendo más daño que otra cosa. A lo mejor es deformación profesional, pero creo que cuando uno se enfrenta a un problema serio, lo mejor que se puede hacer, antes de nada, es saber cuál es la situación, con la mayor objetividad posible. Un vez entendido el problema, se buscan las causas, y después las soluciones. Y no buscar causas que justifiquen las soluciones, sin entender el problema, como suele ocurrir en la política.

Y más cuando el informe no estaba falto de datos con los que elaborar un titular suficientemente espeluznante.

Por ejemplo, parece que 13.1% de los chicos responde haber ejercido o intentado situaciones de maltrato respecto a chicas con las que están saliendo, han salido o que querían salir con ellos. El 13.1 es una barbaridad, concretamente corresponde a tres de los veintitrés convocados de la selección española en el mundial, o a un jugador y medio del equipo titular, o dos chavales en una clase típica de unas treinta personas.

O que en torno al 25 % de los jóvenes (con poca dependencia del género) cree que si los demas saben lo que sientes, te harán daño, y que si la gente cree que eres una persona sensible, te harán daño.

O que un 30.7% de los chicos creen que decirle a una mujer que no vale nada no es maltrato, un 22.8% cree que lo es hacerle sentir miedo, y tratar que no salga con amigas un 22.7%.

Por si esto no fuera lo suficientemente espeluznante: las chicas opinan lo mismo con 18, 13.8 y 15.1%.

Lo dicho, necesidad ninguna de exagerar/tergiversar/malinterpretar los números. Y como dicen en The West Wing,  the right place to start is to say: fair is fair, this is who we are, these are our numbers.

One Response to “Nuestros números”

  1. Nuestros números Says:

    […] Nuestros números comoelagua.wordpress.com/2010/07/08/nuestros-numeros/  por Asumido hace 2 segundos […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: