Cine (batiburrillo)

De nuevo se me acumula el trabajo:

Io sonno l’ammore: Tilda Swinton (que cada vez se parece más a David Bowie) es una rusa casada con un industrial italiano, de muy buena familia, todo muy lujoso. Su perfecta pero aséptica vida se revoluciona cuando se enamora de un amigo de su hijo. Mientras, el susodicho hijo se pelea con su padre por el control de la empresa familiar, y la hija descubre que es lesbiana. Con unos actores estupendos (incluyendo a una Swinton que aprendió a hablar ruso e italiano con acento ruso) y algunas escenas fantásticas (las escenas de sexo en el campo, o las que tienen que ver con comida), el final está ligeramente pasado de rosca.

The kids are alright: Las siempre fantásticas Julianne Moore y Annette Bening son lesbianas y madres de un niño y una niña, uno cada una, ambos por inseminación artificial del mismo donante. Cuando la hija cumple dieciocho años su hermano le insiste para que inicie los trámites para contactar con el donante. La idea es obviamente terrible, pero los niños la llevan a cabo, desencadenando una situación que va de lo idílico a lo catastrófico. Muy divertida, estupendos todos los actores, con partes más serias pero sin pasarse, una película estupenda.

The extra man: Paul Dano es un joven aspirante a escritor, que se muda a Nueva York, a casa de Kevin Kline, un escritor fracasado que malvive en un apartamento cochambroso y que se dedica a hacer de acompañate de ancianas millonarias para poder probar, a ratos, la buena vida. Katie Holmes y un John C. Reilly que parece el Flex Mentallo de la Doom Patrol (pre-afeitado) aparecen también. La película se desarrolla en una Nueva York grotesca pero idílica, y toca mil palos, incluyendo una subtrama sobre el fetichismo travestista del personaje de Dano. A ratos graciosa y con encanto, a ratos un poco excesiva falta de trama y estructura. Con Kevin Kline, eso sí.

Get Low: Robert Duvall (fantástico como siempre, con esa cara de saber algo que tú no sabes) es un ermitaño que lleva viviendo más de treinta años sólo, en las montañas. En el pueblo cercano se cuentan todo tipo de rumores sobre él, a cada cuál más truculento. Un día decide que quiere celebrar su funeral, pero en vida: una gran fiesta, a la que estará invitado todo aquel que pueda contar una historia sobre él. Para redondear las cosas, el dueño de la funeraria encargada de montarlo es Bill Murray, que por problemas económicos está dispuesto a hacer lo que sea. El planteamiento es interesantísimo, pero se estropea cuando descubrimos que Duvall ha montado todo el chiringuito para poder contar un secreto que no se había mencionado durante la primera mitad de la película, y que al espectador se la trae bastante al pairo. El final acaba dominado por un McGuffin glorificado y elevado a las alturas de gran elemento de la trama. Aún así tiene sus momentos.

Despicable Me: Después de que Pixar demostrara que con tiempo, esfuerzo y un buen guion las películas tienden a salir bien (a quién se le habría ocurrido), la animación está dando obras estupendas una detrás de otra. No sólo ha sido el año en que DreamWorks ha conseguido su mejor película con How to train your dragon, sino que ahora Universal saca también una película de lo más sólida. Steve Carell es Gru, supervillano de profesión, aunque con relativo éxito profesional. Para llevar a cabo su nuevo plan (robar la luna) le hace falta la ayuda de tres huerfanitas, a las que adopta. Obviamente, acabarán por cogerse cariño mutuo. Algo más infantil que las otras películas mencionadas, aún así es disfrutable por un adulto.

Soul Kitchen: La vida de Zinos (Adam Bousdoukos) se está desmoronando a la voz de ya, con una novia que se va a China de reportera, un restaurante cutre que sólo da desgracias, una hernia discal incipiente y un hermano liante que acaba de salir de la cárcel. Pero cuando un restaurante de lujo despide a su chef estrella, genial pero temperamental, Zinos le ofrece un puesto en su cocina. Entonces todo se arregla, luego todo se estropea, para arreglarse de nuevo, en un final feliz un poco forzado, pero en el estilo de la película. Muy graciosa.

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: