Mesrine: Killer Instinct / Public Enemy Number One

Respetado por sus papeles en Europa, conocido por sus papeles en Hollywood y envidiado por estar casado con Monica Bellucci, Vincent Cassel estrena ahora el biopic en dos partes (aunque creo que en según que sitios la van a remontar para dejarla en una sola película) del criminal francés Jacques Mesrine, que por lo que se ve es el equivalente gabacho de John Dillinger, fugas carcelarias incluidas (no tengo claro si el nuestro sería el Lute o el Vaquilla).

La primera, Mesrine: Killer Instinct (terrible traducción al inglés de L’instinct de Mort) se abre con un texto diciendo que la vida de un hombre es mucho más compleja que lo que una película puede mostrar, que lo que se ve es un punto de vista, y básicamente que cada palo aguante su vela.

La primera escena sirve para poner en imágenes dicha advertencia. La escena sigue a Mesrine (Cassel)  y su amante Sylvie Jeanjacquot (Ludivine Sagnier), con la pantalla partiéndose en varias partes, cada una de ellas mostrando la misma escena desde distintos puntos de vista, a veces con un ligero retraso o adelanto con respecto a las demás, y a veces en lo que parecen distintas tomas, con los gestos de los actores cambiando ligeramente entre una y otra. Finalmente uno de esos puntos de vista crece hasta ocupar toda la pantalla, y la escena continúa hasta que nos damos cuenta de que no está contando la muerte de Mesrine. La escena acaba justo antes de que sea acribillado.

Tras este prólogo, la película salta al pasado y sigue en orden cronológico, mostrando primero el servicio militar de Mesrine en Argelia, donde el hombre ya apuntaba maneras para la violencia. Tras la vuelta a Francia le vemos iniciar su carrera criminal, matar a un chulo, casarse con una española (Elena Anaya), ir a la cárcel, salir de la cárcel, buscarse un trabajo honrado, ser despedido, volver a las andadas, perder a su mujer y sufrir un intento de asesinato que casi mata a su hija pequeña.

Todo esto en la primera mitad de la primera película. Un estrés de vida, francamente.

El resto es poco más o menos lo mismo: atraco / secuestro / golpe- criminal, cárcel, fuga, hacer amigos / enemigos, buscarse amante, repetir. El tempo acelera según avanza la historia, y la sucesión de colaboradores, lugares y atracos llega empieza a dar algo de vértigo, especialmente en la segunda película (¿estamos en Canadá o Francia? ¿quiénes son los terroristas estos con los que trabaja ahora? ¿los del Quebecq, o los argelinos? ¿cómo ha planeado la fuga esa?). Me imagino que la idea es mostrar un retrato casi impresionista, centrado más en el personaje que en detallar los hechos con cuidado, pero eso no quita que el resultado alcance una confusa saturación.

La película tiene, sin embargo, dos cosas fundamentales que la salvan de hacerse aburrida. Primero, que con que la cuarta parte de lo que se cuenta sea verdad, la vida de Mesrine fue increíble, incluyendo asaltar una cárcel (sí, sí, desde fuera), fugarse de su propio juicio tomando como rehén al juez, o negociar con la policía que lo tiene totalmente rodeado para que le den una hora para despedirse de su amante. Aunque la cosa parezca a veces una sucesión de escenas inconexas, la mayoría de dichas escenas son fascinantes.

Lo segundo es un Cassel en estado de gracia, que logra crear un personaje que no por hijo de puta es menos atractivo, el golfo encantador llevado al extremo (se ve que el verdadero Mesrine era algo de ese palo, y que llego a ser una estrella mediática). Le vemos hacerse un criminal, ser torturado en la cárcel, torturar gente, mostrar destellos de humanidad, envejecer y engordar, todo con una constante mezcla de amenaza y carisma seductor que es lo que sostiene la historia durante, sumando, unas cuatro horas.

Escrita y dirigida por Jean-François Richet, y basada (imagino con bastante libertad) en el libro de Mesrine (supuestamente autobiográfico, lo que se pone en duda), la película cuenta con un reparto lleno de caras conocidas del cine francés (Mathieu Amalric, Gérard Depardieu, Cécile de France), está rodado con los medios de una superproducción de mucho postín y, pese a las pegas, es una fantástica película de gangsters.

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: