Desigualdades

Titular de El País: Los hombres ganan un 21.8% más que las mujeres en Andalucía. Cada vez que salen estos temas, lo mejor es echarse a temblar primero y preguntar después.

Al menos esta vez no tardamos mucho en ver que el titular no tiene ningún sentido. Ya en el primer párrafo se nos dice que la brecha por hora trabajada se ha reducido a la mitad en los últimos quince años al pasar del 26,6% en 1995 al 14 actual.

¿Qué interés tiene entonces el dato del titular, en el que claramente se están comparando peras con manzanas? Nada, pero llama mucho más la atención.

Con más calma. Primero se le dedican dos párrafos al 21.8% dichoso, citando a la consejera para la Igualdad y Bienestar Social Micaela Navarro:

Navarro ha resaltado que para que las mujeres ganen lo mismo que los hombres tienen que trabajar un promedio de 53 días más al año, es decir, para ellas el año natural cumpliría el 22 de febrero en vez del 31 de diciembre.

La consejera ha precisado que en Andalucía existe una diferencia de un 21,8% entre el salario de las mujeres con respecto a los hombres, una décima menos que la media de España.

El problema es que el siguiente párrafo lo echa todo un poco por tierra:

Del total de mujeres ocupadas en Andalucía, un 25,7% trabaja a tiempo parcial, frente al 6,4% de los hombres.

Uy, que las horas no eran las mismas. Bueno, seguro que el 21.8% tenía en cuenta este factor, porque ni la consejera ni El País se prestarían al alarmismo de usar los números tal cual, ¿verdad? Pues no:

Pese a ello, la brecha salarial andaluza entre mujeres y hombres por hora trabajada se ha reducido a la mitad en los últimos 15 años, al pasar del 26,6% de 1995 al 13% actual.

Es decir, que por hora, que es lo que cuenta, los hombres ganan un 13% más que las mujeres, y el 21.8% tiene el mismo interés que una noticia advirtiendo de que los trabajadores a tiempo parcial cobran el 50% que los trabajadores a jornada completa. Nos ha jodido, pues claro que cobran menos.

Esto no implica minimizar el problema: un 13% de desigualdad salarial (o un 14%, como se decía al principio del artículo; ni para el mismo número hay acuerdo) es una cosa seria. Suponiendo, claro está, que el 13% sea real, es decir, que se hayan comparado los salarios normalizando por puesto, experiencia, y demás factores, y no a las bravas (¡alarma! ¡los funcionarios con diez trienios cobran más que los nuevos!). Visto lo anterior, estoy convencido de que lo han hecho de la forma más salvaje posible.

En Estados Unidos de vez en cuando salen titulares del mismo palo, pero cuando las cosas se miran con más cuidado, los números no dicen lo mismo: la diferencia salarial normalizada es de apenas unos pocos puntos (lo que sigue siendo más que cero, todo hay que decirlo), y hay quién afirma que entre la gente joven la diferencia es a favor de las mujeres. Hay también estudios por raza, por estado, por zona rural o urbana, por edad… No siempre hay unanimidad en las conclusiones, pero al menos hay números, y las cosas pueden discutirse, y si se encuentra un problema real se pueden tomar medidas al respecto.

Por supuesto en España somos mucho más cutres que todo eso, y no tenemos ni idea de cómo está el patio. Lo único remotamente relacionado con una igualdad salarial bien entendida en el artículo es:

Más del 92% de los convenios colectivos firmados en 2010 en la comunidad andaluza incluyeron cláusulas en materia de género, mientras que el 43% contenían cláusulas para garantizar la equiparación salarial entre mujeres y hombres por el mismo trabajo.

Las preguntas que harían falta hacer son: ¿se cumplen esos convenios? ¿Ascienden las mujeres igual que los hombres? ¿Se está cerrando la diferencia en el número de altos cargos, justificable en su día por la mayor preparación de los hombres, hoy ya no tanto?

No sabemos. La consejera, o quién le haya hecho el informe, ha tirado de Excel, ha sacado un par de medias, y con eso nos vale para justificar el presupuesto de la consejería y  presentar la jornada estadal 22 de Febrero: Día de la igualdad salarial entre mujeres y hombres.

Hacer estadísticas en condiciones, enterarse de si hay un problema, descubrir las causas y proponer soluciones son cosas que quedan para luego. Sin prisas. Ya si eso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: