La tía Marianne

Me acerco al Pompidou a una exposición de Gerhard Richter, al que no conozco de nada, por más que según la Wikipedia sea el artista vivo que más ha vendido. Es un pintor alemán, y el grueso de su trabajo puede dividirse, a grandes rasgos, en dos grupos. Por un lado, pinturas basadas en fotografías (propias o ajenas), que se alejan del fotorrealismo por un ligero efecto de difuminado, que le da un aire de fotografía desenfocada, y que queda especialmente bien cuando la escena está muy iluminada. Por el otro lado, pinturas totalmente abstractas, a veces sobre superficies de aluminio, lo que les da una textura muy particular, sobre todo porque a veces se dedica a rascar la pintura hasta dejar el fondo a la vista.

Una vez en la exposición descubro que sí que conocía la serie de pinturas Kerze, sobre velas, pero simplemente porque Sonic Youth usó una como portada de su disco Daydream Nation:

La exposición me gustó mucho, en parte porque es un pintor técnicamente fantástico, en parte porque incluso las obras más conceptuales parecían coherentes, y no una tomadura de pelo, como ocurre otras veces. Aunque no fue un artista especialmente político, en Baader-Meinhof (October 18, 1977) pintó a los miembros de la Fracción del Ejército Rojo, antes y después de morir en la cárcel, y tampoco rehuyó del tema político esencial para un alemán nacido en 1932, el nazismo. Esto último, además, no le pillaba lejos: tanto su padre, Horst, como su tío, Rudi, fueron miembros del Partido Nacional Socialista.

Me resulta difícil juzgar a alguien por unirse al Partido Nazi cuando Hitler ya estaba en el poder, especialmente alguien con familia e hijos. Puede que fueran nazis convencidos, o puede que lo hicieran por presión social, o directamente por miedo a que su familia sufriera represalias. Es muy fácil imaginar ahora que uno nunca haría algo así, que se exiliaría o se uniría a la resistencia, pero en estos temas las opiniones desde la distancia son bastante inútiles. Aún así, imagino que no tuvo que ser fácil para Ritcher pintar Onkel Rudi, basada en una vieja fotografía de su tío Rudi con su uniforme del ejército, poco antes de morir en la guerra. El cuadro es de 1965, y fue donado al Museo de Bellas Artes Checo, en homenaje a las atrocidades nazis en Lidice:

El cuadro se menciona siempre ahora en pareja con Tante Marianne, del mismo año y basado en una fotografía de Marianne, la tía de Ritcher, con el pintor, entonces sólo un bebé. Marianne era deficiente mental, y murió durante Aktion T4, el programa de eugenesia del partido nazi. Ritcher no sabía esto al pintar el cuadro, sino que lo descubrió con el libro Ein Maler in Deutschland (Un Pintor Alemán), del periodista Jürgen Schreiber. No fue la única sorpresa: el suegro de Ritcher fue uno de los médicos encargados del programa en el hospital donde murió Marianne. Si alguien lo propone como argumento para una película, sonaría inverosímil.

Lo que más me llama la atención no es el horror que tuvo que ser para Ritcher descubrir algo así, porque es al menos un horror simple, sin dobleces, ante el que él es totalmente inocente. Lo que me cuesta imaginar es qué pensaría de la muerte de Marianne el padre de Ritcher, así como su tío, si la sobrevivió (no tengo las fechas claras). Si se unieron al partido nazi por miedo, ¿qué tuvo que ser para ellos dejar morir a su hermana con el objetivo, al menos en su mente, de salvar al resto de la familia? Y si eran nazis convencidos, ¿lo siguieron siendo? ¿Dudaron? ¿Entregaron a su hermana voluntariamente u obligados? ¿Tan efectiva fue la propaganda de la eugenesia nazi como para ver a tu propia hermana como una lacra para la sociedad?

Sea como sea, el contexto que aportó el libro ha cambiado el cuadro para siempre. Quizás en su día fuera simplemente la imagen de una chiquilla feliz de posar para una foto con su sobrino, una inocente escena de felicidad familiar. Ahora cuesta ver la mirada de Marianne sin pensar en su vida después de la foto.

One Response to “La tía Marianne”

  1. Ángela Says:

    Y la mirada del niño, que parece decir. “ya me duele lo que aún no he visto pero veré”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: