Inacabado

– Pero a ver que yo lo entienda, ¿cómo se ha metido en este berenjenal?

– Pues mire usted, yo estaba viendo que la cosa estaba cada vez más estropeada, y que alguien tenía que arreglarlo.

– Quizás alguien cualificado hubiera sido mejor, ¿no cree?

– Bueno, yo ya ayudé a arreglarlo una vez, y pensé que esto iba a ser poco más o menos lo mismo, pero no sé, quizás aquella vez era una cosa menos delicada…

– ¿Y no había nadie responsable para ponerle freno? ¿Alguien con un poco de criterio?

– Oiga, que no he actuado a escondidas, que las autoridades pertinentes sabían perfectamente lo que estaba haciendo.

– ¿Y no le han dicho nada?

– Al contrario, si todo lo que he hecho es porque me lo han pedido.

– Pues lo han dejado que es para verlo, francamente…

– Oiga, pero es que no hemos acabado.

– Claro, ahora nos va a contar que con un poco más de tiempo iba a quedar como nuevo, ¿no? Diga la verdad, hace tiempo que se dio cuenta de que no tenía ni idea de lo que estaba haciendo, pero ya era tarde para parar.

– ¡No es eso! ¡No está acabado! ¡No se puede juzgar aún!

– Pues nada, para usted la perra gorda, señor Rajoy.

 

Se le está poniendo cara de prima de riesgo.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: