Archive for the ‘Tebeos’ Category

Saldo en Top Shelf

September 14, 2010

Top Shelf tiene hasta el viernes de esta semana un saldo de lo más salvaje. De 50$ a 25$ (como Lost Girls de Moore y Gebbie, o el integral de Alec de Eddice Campbell), de 15$ a 3$, de 5$ a 1$, todo de ese palo.

Los gastos de envío a España son muy altos, pero si uno compra lo bastante es probable que salga rentable (más teniendo en cuenta que son dólares). Dentro de Estados Unidos son diez dólares, una ridiculez visto lo que se ahorra uno.

Yo me temo (más bien se lo teme la visa) que voy a hacer una escabechina de cuidado…

Advertisements

Norte y sur

June 16, 2010

Sólo un ejemplo, pero qué ilustrativo:

Grande xkcd.

Frank Frazetta

May 11, 2010

Me enteró vía Sergio Leone and the Infield Fly Rule de que se ha muerto Frank Frazetta.

Aunque empezó dibujando cómics, a los dieciséis años, Frank Frazetta pasará a la historia por sus portadas de libros (especialmente novelas pulp, de fantasía y ciencia ficción) y revistas (Creepy), pinturas al óleo de una destreza exquisita. Misteriosas mujeres con poca ropa, bárbaros con espadones y poca ropa, fieras salvajes, monstruos, simios gigantes, templos, junglas, las ilustraciones de Frazetta sentaron las bases del género de espada y brujería, y a día de hoy son la base de la imaginería que asociamos con las historias de Edgar Rice Burroughs o Robert E. Howard.

No fueron sus únicos trabajos. Un dibujo de Ringo Starr en Mad le llevó a hacer carteles de cine, como el de El Baile de los Vampiros, donde alterna el realismo extremo con un estilo más carticaturesco. Estos trabajos, así como algunas portadas para discos, le proporcionaron mucho más dinero que sus trabajos habituales, y contribuyeron a hacerle conocido en círculos más amplios.

Su estilo creó a un ejército de seguidores/imitadores directos (como Boris Vallejo), aunque su influencia llega (bastabte diluida) hasta gente del palo de Luis Royo. Y aunque muchos usaron los mismos temas, con un nivel parecido de detalle y acabado en las texturas, lo más habitual es que acabaran produciendo imágenes estáticas, muertas. Para mi gusto lo más destacado de Frazetta es el dinamismo de sus escenas, el cómo logra que sus pinturas con óleo tengan la misma sensación de vitalidad e inmediatez que sus dibujos.

En una era en la que no había apenas una comunidad de aficionados al cómic o la fantasía, Frazetta era una estrella sin saberlo. Bernie Wrightson contaba en Comic Con cómo lo conoció en una de las primeras convenciones que se celebraron en los Estados Unidos, y cómo Frazetta se sorprendió de tener tantos admiradores, y de inspirar a tantos aspirantes a dibujante. Y es que pese a que trabajó en no pocos tebeos (Buck Rogers, Li’l Abner, Little Annie Fanny en Playboy, con Harvey Krutzman) su principal aportación al medio ha sido influenciar a muchos otros, como Wrightson o Simon Bisley.

Se nos fue ayer, 10 de mayo de 2010, a los 82 años.

Un grande.

Las imágenes salen de aquí.

Kick-Ass

April 20, 2010

Una salvajada, ¿no? Pues así es toda la película, dirigida por Matthew Vaughn (Stardust; vaya cambio…). Un adolescente friki e inadaptado (Aaron Johnson, el hijo muerto en The Greatest) que se mete a superhéroe y que suele acabar molido a palos, un padre (Nicholas Cage, por fin en una película de superhéroes que no da vergüenza ajena; le ha costado al hombre) entrenando a su hija (Chloë Grace Moretz, la niña de (500) Days of Summer) para luchar contra el crimen a lo vigilante y el legendario McLovin como hijo de un mafioso. Todos en leotardos, todos haciendo animaladas.

No he leído el tebeo en el que se basa la película, pero sí otras cosas de su guionista, Mark Millar (el dibujante es John Romita Jr.). Es capaz de glorias como Ultimates, de glorias salvajes como The Authority, y de salvajadas a secas, como la mayoría. Otra cosa no, pero se puede contar con él para hacer un tebeo divertido y con buenos diálogos.

Ya le adaptaron Wanted, aunque con poca fortuna: una deliciosa gamberrada con diálogos para el recuerdo (“You were the scariest man alive”, o algo así; los pelos como escarpias, y que le dejen a Millar escribir Batman ya) se quedó en una cosa descafeinada, que apenas sirvió para que la Jolie luciera palmito y Morgan Freeman pagara la hipoteca. Según la Wikipedia la adaptación de Kick-Ass parece mucho más fiel (final edulcorado, pero qué le vamos a hacer), con muchos tacos y sangre y acción pasada de rosca.

Yo me lo pasé bastante bien, aunque a veces le falla un poco el ritmo. Quizás por seguir fielmente un tebeo publicado en varios números con grapa, y no un tomo gordo, lo que te jode un poco la estructura de los tres actos.

Leyendo reacciones de otra gente, descubro que se están destacando dos cosas.

Lo primero, que la película  es, igual que el tebeo original, claramente un producto de su tiempo: habla de las otras películas de superhéroes, hace coñas autorreferenciales, salen Myspace y Youtube, y otros cosas así como muy modernas. Cuando pasa esto, siempre saltan críticos predestinando que la película envejecerá mal, y que será flor de un día. Cultura pop, en vez de arte inmortal.

Esto nunca ha sido problema con los tebeos, condenados a ser cultura de consumo rápido y por tanto sin nada que perder. El que Spiderman se encuentre con Obama no es muy distinto de cuando el Capitán América se pegaba con Hitler, o cuando Stan Lee hacía que sus personajes interaccionaran con los beatniks del Village. Dado que era un producto para el pueblo llano, había que hacer que el pueblo llano se identificara. Tampoco ha habido nunca miedo a hacer coñas referenciales, a las bromas privadas, a las adaptaciones encubiertas.

Tampoco pasa con los libros, que todo el mundo sabe que son muy serios y muy artísticos. Ahí está el Quijote, haciendo burla de los libros de caballerías, que no es que se vendan mucho hoy día, o Borges, que se le iba la vida en escribir sobre libros ajenos, y a nadie se le ocurre toserles.

Y sin embargo el cine vive en una extraña tierra de nadie, donde hay gente a la que no le parece que una película pueda ser arte elevado si se nota que está hecha en un año y un contexto determinado.

La otra cosa de la que se está hablando es de Hit-Girl, el personaje de Chloë Moretz. Y curiosamente el principal problema no es que esta adorable niñita de once años se pase media película matando gente con una saña que ni Rambo, sino que lo hace soltando tacos como una camionera, incluyendo el topoderoso cunt, palabra que se usa con mucha alegría en la pérfida Albión, pero que es anatema en los USA (reconozco que es un taco que me hace mucha gracia, quizás por tenerlo tan prohibido aquí).

Este artículo de Julia Rhodes repasa la polémica, y plantea una pregunta esencial: ¿se hubiera levantado la misma polvareda si la rista de blasfemias viniera no de una adorable niñita de once años, si no de un menos adorable niño de once años?

Planetary

April 9, 2010

Tras diez años, Planetary ha llegado a su fin. Han sido 27 números, lo que de media se pone en unos cuatro meses y medio entre cada número, en una serie que iba para bimestral. Se lo han tomado con calma, vaya.

Hace poco se ha publicado el cuarto tomo recopilatorio, y por fin he podido releer la serie completa del tirón. Esto ayuda a ver las pegas más claramente: el final un poco anticlimático, un par de deus ex machina aquí y allá, el exceso de jerga pseudocientífica sin que nadie parezca saber qué significa exactamente (lo siento señor Ellis, pero el no saber lo que es una transformada de Fourier le hace perder mucha credibilidad)… Y sin embargo nada de eso evita que el resultado sea un tebeo como la copa de un pino.

Warren Ellis es (y sobre todo era, al principio de la serie), para mí gusto, uno de los guionistas más sobrevalorados que hay. Encumbrado no sé muy bien cómo al nivel de las otras glorias inglesas (Moore, Gaiman, Morrison, la cantinela habitual), tiende a repetirse, a ser vago, a intentar epatar, a la boutade propia de un quinceañero. Dicho de otra forma: se hace el listo y el rebelde, y me toca los huevos. Y sin embargo en Planetary parece otro. Muy bien tiene que dársele lo que le queda de carrera para que no sea, de lejos, su mejor obra.

La supuesta trama principal del tebeo no es más que un gigantesco McGuffin para que paseen por el tebeo un desfile de referencias de todo tipo (novela pulp, tebeos, cine de derribo, ciencia ficción, aventuras clásicas), todas ellas coexistiendo en el mismo universo, un batiburrillo alocado que sin embargo funciona como un reloj, y que demuestra un increíble amor hacia todo lo que trata. Mientras que en otros sitios Ellis juega a hacerse el cínico, aquí se dedica a recordarnos casi con dulzura lo cojonudo que es ser un friki irredento.

El número cero, una introducción, reinventa a Hulk. En el primer número de verdad tenemos a un supergrupo formado por los sosias de personajes pulp clásicos (Tarzán, Doc Savage, Fu Manchú, The Shadow…) pegándose de hostias con una versión siniestra de la Liga de la Justicia. En el segundo número se tocan las películas de monstruos japonesas, a la Godzilla. El tercer número es una película de tiros a lo hongkonés, con fantasmas y un ordenador formado por almas. El cuarto logra combinar al Capitán Marvel, una nave espacial que funciona a base de superhéroes y la extinción de los dinosaurios. Y así con todo. La lista es interminable: el origen de Superman, las películas de monstruos de los 50, los Cuatro Fantásticos, James Bond, el martillo de Thor, Sherlock Holmes, los tebeos de DC y Vertigo en los 80, Drácula, Galactus y su nave, el Llanero Solitario… Todo vale, todo es materia prima para la trituradora de Ellis.

Y luego el mamón lo aliña con buen puñado de frases para el recuerdo: He died making ensuring that the sun would still come up. Like Harks do. Los pelos como escarpias.

John Cassaday es siempre solvente y en Planetary tiende a lo cojonudo, así que sin pegas en lo que respecta al arte. Si algo destaca son las portadas: no hay logo oficial, no hay estilo, el único patrón es que no hay patrón. Cada portada se diseña para que case con el contenido de ese número, ya consista en imitar a Dave McKean o a Steranko.

Se le ocurren a uno tebeos mejor escritos, mejor dibujados, de tema más profundo, digamos que mejores. Igual de divertidos y disfrutables es complicado.

No sé cómo está quedando / ha quedado la edición española (ante la duda, la experiencia aconseja temer siempre lo peor), pero tal y como está el dolar, ya están tardando.

Y ahora algo completamente diferente

April 5, 2010

Primero piensas que te has pasado con el vino durante la comida. A los diez, quince segundos, ya está claro que no, que es un terremoto. En mi pueblo no ha sido fuerte, pero sí largo. Parece que el epicentro estaba en mitad de la nada y que apenas hay víctimas. Una alegría, vista como está la cosa últimamente con el tema sísmico…

xkcd describe una buena parte de mi día a día con precisión quirúrgica:

Y Fontdevila lo clava con su viñeta del día: si hubiera una forma de colarse gratis en los conciertos, con total seguridad, sin riesgo ninguno ninguno ninguno, ¿pagaría la gente de todas formas, porque es honrado, o simplemente cambiaríamos el los músicos tienen que regalar los discos para darse a conocer y sacar dinero con los conciertos por otra cantinela similar?

Alien vs. Pooh y una princesa ratón

March 26, 2010

Sí, Winnie-the-Pooh.

Vía Warren Ellis me encuentro este tebeo online, obra de Giant Hamburger. Es de difícil descripción, más allá de decir que es raro, muy raro (no más que el resto de cosas en la página web de Godxiliary, que incluye tebeos, música y un poco de todo).

Sin ninguna relación con el hilo argumental del tebeo, aparece este interludio, una pequeña joya que cuenta la historia de una princesa que nace con cara de ratón. Me recuerda un poco al legendario micro relato  de Hemingway: aún no siendo tan corta, sigue logrando contar una historia completa en dos párrafos, de una tristeza y profundidad asombrosas.

Me fascina que alguien pueda conseguir que el final de una historia de setenta palabras sea tan demoledor, un horror tan puro, tan refinado y tan universal que para sí lo hubiera querido Lovecraft.

Pura magia.

Alan Moore chanante

March 25, 2010

Lo han clavao, los jodíos…

Spirit

January 30, 2010

Spirit, el robotico (es un decir: 200 kg pesa el muchacho) que lleva, como su gemelo Opportunity, seis años dando vueltas por Marte, se quedó atascado entre piedas hace poco, y se ha decidido convertirlo en una estación científica fija. Va a hacer poco más o menos lo mismo que antes, pero sin dar vueltas por Marte.

La misión original estaba planeada para noventa días, con la energía como principal limitante: se esperaba que el polvo cubriera los paneles solares, hasta que el robot se quedara sin electricidad. Efectivamente, nada más pisar Marte, la cantidad de energía que sacaba de los paneles solares disminuía lentamente, hasta que de repente, un día, el control de tierra en JPL descubrieron que estaba como nuevo. El motivo: pequeños tornados levantaban el polvo, limpiando los paneles. Gracias a eso (y a que, aunque la misión se planifique para unos pocos días, siempre se construye con la esperanza de que dure más), los dos robots han logrado extender su misión hasta más de 25 veces el tiempo planeado.

En ese tiempo, Spirit ha avanzado 10 kilómetros (no, no va precisamente rápido), ha analizado rocas, ha sacado fotos, ha buscado agua, pero también ha sufrido penurias varias, generalmente relacionadas con el suministro de electricidad, y se ha considerado seriamente descontinuar su labor: el equipo que tiene que trabajar en tierra para asegurar que todo sigue funcionando no sale barato. La gente de JPL confiesa que uno de los motivos fue la gran respuesta entre el público, similar a la suya frente al programa Apollo. Alguien me contó la historia de un padre que les envió un email, contándoles que estaba fabricando una maqueta con su hijo, y agradeciéndoles que le hubieran despertado el amor por la ciencia.

Y ahora, Spirit está atascado, en una posición complicada, en la que puede que sus paneles solares acaben cubiertos definitivamente. Mientras tanto, ahí sigue, explorando Marte, aunque sea sin moverse.

La mejor visión de la historia que he visto la pone el genial xkcd, con una historia que recuerda a Wall-E, pero al revés:

Estigmas

October 27, 2009

Me entero por El País que se ha rodado una película sobre Estigmas, el tebeo de Piersanti y Mattotti. Y yo con estos pelos…

Inciso: cómo me tocan los huevos detalles como “un cómic serio”. ¿Alguien se imagina que el titular para la adaptación de The Road hablara de que se ha visto en el festival correspondiente “una novela seria”? En fin…

estigmas

El tebeo narra la historia de un tipo embrutecido, de físico casi bestial, alcohólico, que vive en un mundo de marginalidad y autodestrucción, hasta que un día le aparecen dos llagas sangrantes en las manos, a modo de estigmas, lo que le embarca en un viaje hacia un mundo de locura. Dirigida por Adán Aliaga, la película cuenta con el lanzador de peso Manolo Martínez como protagonista, y aunque puede que esté poco bonito decirlo, por las dos fotos que he visto, parece que lo clava (y según las críticas, actúa bastante bien).

Estigmas flores

Hace mucho tiempo ya que lo leí (y qué ganas de releerlo me han entrado, al leer la noticia), pero aún me acuerdo de cómo me impresionó. La historia tiene momentos bellísimo, muy líricos, pero otros tremendos, de una dureza terrible. El dibujo de Mattotti, generalmente un grande, es aquí una cosa colosal, monstuosa, una maraña de líneas negras que crean personajes caricaturescos, generalmente grotescos, que se mueven en ambientos igualmente oscuros y abigarrados. La narrativa es fluida, la composición de página exquisita, el trazo delicadísimo, y el estilo complementa perfectamente el tono de la historia. Quizás su mejor trabajo, muy alejado de sus otros tebeos, también estupendos pero generalmente llenos de color.

estigmas5

En España está editado por Inrevés Ediciones. No sé cómo será la edición (me imagino que buena, que por lo que recuerdo Inrevés editaba con cariño), pero el tebeo en sí es una joya.

Estigmasg